Huellas de Fidel en la Unión de Informáticos de Cuba

Fidel de visita en la UCI.
Fidel de visita en la UCI.

En su afán de convertir a Cuba en un país lleno de hombres y mujeres cultas, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz hizo mucho también para que la sociedad cubana se informatizara con la creación de los Joven Club y del Proyecto Futuro que trajo consigo la construcción de las Universidades de las Ciencias Informáticas (UCI); y otras acciones que constituyeron la antesala de lo que actualmente es la Unión de Informáticos de Cuba (UIC).

Como agradecimiento a su formación y al legado que hoy el líder de la Revolución deja en los profesionales de la rama computacional, integrantes de la delegación de base de la UIC de la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz”, rindieron honores y brindaron sus emotivas declaraciones sobre lo que representa la pérdida física de quien le devolvió la confianza a los cubanos de creerse un país.

Leonardo Carbonell Leyva
Leonardo Carbonell Leyva.

Para el joven ingeniero informático Leonardo Carbonell Leyva, graduado de la de esa gran idea que resultó la UCI, Fidel no murió, sino que transcendió a una nueva etapa de la existencia, de la eternidad, esta vez para mostrarle a todos el camino definitivo que debe trazarse siempre un hombre de bien para proteger y defender a su patria”.

“No solo hoy, le daremos siempre un adiós victorioso a ese hombre que entregó su vida por nuestra Revolución. Un paradigma para las nuevas generaciones de cubanos, las de ahora y las de mañana, un comandante de comandantes que vivió invicto porque en vida no pudieron derrotarlo, y ahora inmortalizado ya es imposible”, agregó el también profesor de la UC.

Por su parte, para Jorge Pacheco Vallagas, quien ha entregado más de 15 años de su vida a la noble misión de educar, los que ya no son tan jóvenes crecieron y pudieron tener un futuro profesional gracias a la Revolución que el Comandante supo conducir y liderar con sapiencia; y la mejor manera de honrarlo será siendo más eficientes y eficaces en el trabajo.

Palabras y sentimientos salidos de personas diferentes pero con el mismo sentido de amor hacia una figura que perdurará en el tiempo, con la misma voluntad de seguir sus ideales, para que nada de lo que hizo Fidel caiga en el olvido, sino que conduzca minuto a minuto la construcción del sistema que defendemos desde el 1 de enero de 1959.

Texto y fotos: Alexei Nápoles González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *